miércoles, 14 de marzo de 2007

Los Danzantes.


La música fondea el brillo de los puñales en ritos danzantes que persiguen el arte de la sangre. El olor a prinavera y la sal del mar se mezclan en la corriente de humores asesinos. Los metales se retan mutuamente a embestir primero; a hacer manar el carmesí contrario sobre las tablas del muelle.


Actitudes recias, manos recias, miradas que no están para otra cosa más que para recitar grave y calladamente versos funerales, y el perfume barato (recio también) son signos inequívocos del pesado cortejo que la muerte lleva a cabo con el hombre de cuchillo. Las notas rítmicas, densas y agudas del lugar son siempre el requiem predestinado a los que se matan por amores comprados. La barriada llora sangre las noches en que la ira canta.

La foto es de un dibujo hecho por quién sabe quién quién sabe cuando pero que capta el espíritu del texto (según yo)...

As: Serenata Huasteca - José Alfredo Jiménez.


Juan Ramón Velázquez Mora.

domingo, 11 de marzo de 2007

La Raza Cósmica.


Para hablar de la obra que me ocupa es indispensable hablar también del espíritu de su autor.

Vasconcelos es uno de los principales basamentos de la institucionalidad mexicana. Sus contribuciones a la ciencia, al humanismo y a la divulgación del conocimiento en nuestro país son invaluables. Incluso su promoción al muralismo y al legado artístico mexicano le han valido el reconocimiento que se merece.

Sin embargo, hablar del texto que nos ocupa es menos deslumbrante que su trayectoria.

La obra me hizo descubrir algunos aspectos desconocidos de mi racialidad, pero los postulados que realiza Vasconcelos son, por lo menos, exagerados, racistas, maniqueos y parciales.

Obviamente para cualquier latinoamericano que lo lea, La Raza Cósmica será un texto de autodescubrimiento y autoensalzamiento ineludible pero también peligroso: ninguna raza, jamás, estará ni ha estado naturalmente selecta para estar por encima de otra. Ese pensamiento es una aberración imposible de aceptar incluso tratándose de la raza propia.

La belleza del texto es innegable pero sus ideas profundas son, fuera de la emoción que como latinoamericanos nos produce el leerlas, peligrosas, cortas y discutibles.

De cualquier forma es una lectura sumamente recomendable para descubrir el origen cierto de lo que somos y de lo que podríamos llegar a ser no sólo el continente sino toda la raza humana: una Universópolis.
Dixi.
La foto es de uno de los muchos muraes exteriores que adornan los edificios de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la que fue fundador e ideólogo Vasconcelos.
AS: Nada.
Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Yo.


Es casi imposible hablar de uno mismo sin caer en los clichés, autoelogios (o autodefenestaciones), pseudo poesía barata, retórica efectista, lugares comunes, etc.; así que mejor voy a escribir algunas de las cosas que me han dicho otros acerca de mi persona:


Me han dicho que les gusta que tenga cosas que decir acerca de casi todo, que estoy loco, que les gusta como hablo y, aglunas veces, como escribo. También me han dicho que no es bueno estar a favor de la mitad de las cosas y desearle el fuego eterno a la otra mitad. Me han descrito como "intolerante", "amargado", "mamón" (muchas veces), "payaso", "raro" y más: a fin de cuentas no me gusta demasiado hablar/escribir sobre mí por considerarlo una actividad inútil. Prefiero hablar de las cosas trascendentes. Eso es lo único que realmente importa (así que a las .000000000000000000000000001 personas que leen lo que escribo: aprovechen).


Repito que hablar de mí no me gusta en lo absoluto. De hecho casi nada me gusta pero lo que lo hace me apasiona a niveles de locura. Ése es mi razgo principal. Nada más. Dixi.

El de la foto soy yo en diciembre del dos mil cinco. Poco después me corté el pelo. La foto la tomó (creo) mi prima Any.

As: Bandoneón Arrabalero - C. Gardel.


Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Sermón

La mayor parte del año soy agnóstico pero en cuaresma siempre pasa algo que me regresa a Dios.

Es exagerado y se halla más allá de mi entraña humana descubrir por qué carajos Cristo se me aparece siempre en cuaresma.

El evangelio entero es un libro que aparenta ser toda la biblia y todos los libros al mismo tiempo. Todos los aspectos íntimos de la vida humana parecen estar contenidos allí. Toda la historia del género humano aparenta tener explicación total en algún pasaje del evangelio.

Todo este fervor por el evangelio puede parecer producto obvio de la refundición moral, ética, histórica, asesina, organizacional, papal, jerárquica, occidental, cultural, social, cinematográfica, política, artística etc. que incide en todos los mexicanos y en buena parte de la humanidad, pero es producto de la lectura formal, a secas y necesaria. Creo que el evangelio tomado así, como libro, contiene alguna de la poesía más sublime jamás escrita (esto es algo que comparte con la biblia entera, por cierto).


Nada más.


Cuando escribí eso escuchaba "Things We Said Today" de The Beatles.
El de la foto es Cristo en una personal interpretación de Luis Buñuel incluída en su película "Nazarín".

AS: 5.15 - The Who


Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Buenas Maneras

El último disco que me compré fue "In A Silent Way" de Miles Davis.


Debido a las circunstancias, se dio la ocasión de escucharlo a altas horas de la madrugada y les aseguro que es algo que deberían hacer todos antes de morir. Es una experiencia mística. Sólo un arte tan universal como la música y un género tan hermosocomo el jazz bien hecho pueden levantar sensaciones como las que se tienen al darle una buena escucha a este disco en la oscuridad.


A las 0.0000001 personas que leen el blog: Cómprenlo.

El de la foto soy yo hace 2 o 3 años más o menos.  La foto es de mi mamá

As: Remember - Jimi Hendrix.

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Bienvenida.

Después de ser lector asiduo de blogs y fotologs, he decidido crear el mío. Basicamente se va a tratar de escribir lo que se me venga en gana sobre lo que se me antoje. Supongo que así son la mayoría de los blogs y no intento ser una excepción pretenciosa ni nada. Sólo bloguear. Eso sí: Procuraré que mis textos sean mínimo decentes en lo formal, no me exijan mucho.

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.