sábado, 15 de septiembre de 2007

I Walk The Line


De un tiempecillo para acá Johnny Cash se ha vuelto uno de mis artistas favoritos. El country me gusta, aparte de la obviedad Dylanesca, desde una vez en que regresaba de San Miguel de Allende a León y estaban pasando en el radio un programa que se llamaba "La Música De Los Apalaches". Lo pasaban los domingos como a las cinco. Quitaron el programa poco después. Me empezó a fascinar el Country. La primera figura que me encantó fue Hank Williams pero he descubierto otros rostros, entre los que se encuentra en Johnny Cash. Es increíble.
Pongo este video porque la mayoría de los que lean esto seguramente ya conocen el tema original de Depeche Mode o por lo menos el de Manson. Indaguen aunque sea por YouTube algunas canciones. Mis favoritas: I Walk The Line, Ring Of Fire, San Quentin, Folsom Prision Blues, etc...

As: Personal Jesus - Johnny Cash

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Factotum.

Factotum está en mi lista de libros que son de recomendación-lectura obligada. Lo digo mucho pero este libro es un gran motivo para repetirlo: todo el mundo debería leerlo.

Bukowski es heredero de la prosa que practicaba Hemingway: si quiere decir que el sol salió lo dice y le pone un punto al final. Nada de excesivos regodeos retóricos, adjetivales o descripciones extremas. Todo bien dicho, en su momento y en el espacio correcto. Su humor es tan obscuro como exquisito. Es muy fácil hacerse el escritor y escribir aventuras sórdidas sobre borrachos, cantinas y prostitutas. Lo difícil es saberlo hacer con arte y maestría..

El tema central del libro, en mi opinión, tiene algo que ver con algunos conceptos marxistas sobre el trabajo capitalista. Chinaski (el personaje principal y alter ego de Bukowski) lo menciona varias veces: sólo trabaja para que el tipo de corbata con mejor camisa que él, mejor carro que él, mejor casa que él y mejor mujer que él pueda seguir teniendo mejores corbatas, camisas, carros, casas y mujeres que la bola de perdedores que le sirven. El trabajo, según el libro, enajena, corrompe y aprisiona el espíritu humano. Chinaski es un outsider porque va de trabajo en trabajo, preocupándose únicamente en exprimirlos lo más que pueda para tener dónde vivir, dónde beber, dónde coger y dónde escribir. Él escapa de la naturaleza horrible y sombría del trabajo yendo de uno a otro sin la menor preocupación real por la actividad que desarrolla. Él quiere la pasta y nada más. No le importa ir a jugarse el dinero en el hipódromo o que lo despidan por querer cogerse a la compañera más buena del trabajo. Un alma bella, un espíritu libre absoluto. Humor sin barreras. Lectura obligada.

Foto: Bukowski himself.

As: Hurt - Johnny Cash

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

sábado, 8 de septiembre de 2007

Sábado De Cinito.

Jamás he perdido de vista que el cine es un arte narrativo. Se corta un pedazo de acontecimientos cualquiera (generalmente acerca de seres humanos), se graban, se cortan y se pegan. Las maneras son distintas, pero al fin y al cabo es lo mismo.

La manera de Antonioni en esta película me desagrada profundamente. Sus personajes son descritos con mucha profundidad psicológica y mucho desenvolvimiento pero el pedazo de historia que cuenta son apenas dos o tres hechos, tratantes de temas profundos, pero jamás capaces de interesar realmente al espectador. El diámetro de El Séptimo Sello: La Aventura (L'Avventura, 1960) trata temas tan interesantes como la degradación moral, la burguesía, la fidelidad, la muerte, el duelo, etc... (todo esto en la posguerra italiana) de una manera tan brutalmente lenta que casi hizo que sucumbiera al sueño en media película. Horrible. El guión, en cuanto a personajes, puede que esté escrito magistralmente, pero sus acciones son soporíferas. Sin necesidad de estar en un entorno medieval, el autor nunca logra sortear la trampa de la pretensión y se atasca en un pantano de hueva absoluta. No me quedan ganas de ver otra cosa de él porque dicen que todo su otro cine es igual. Hace mucho que una película no me dejaba de emocionar tanto como esta.

La foto es una foto de Antonioni. Murió el mismo día que Bergman, para el que no lo sepa.

As: The Ring Of Fire - Johnny Cash.

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

sábado, 1 de septiembre de 2007

Sábado De Cinito.


Inauguro nueva sección. Cada sábado acudo casi religiosamente al cineclub que, en la Casa de la Cultura, organiza el Instituto Cultural de León. La costumbre lleva ya casi un año y a falta de temas para postear, decidí que cada sábado que vaya para allá, les voy a poner acá una reseña maleta de la película que vi. Inauguro la sección con una película muy recomendable: El Séptimo Sello de Ingmar Bergman (Det Sjunde Inseglet, Suecia, 1957).

Fui al cineclub en calidad de revisionista porque la película la vi hace tiempo. De hecho la tengo entre las favoritas de mi colección. La impresión a priori que se tiene al acercarse a Bergman es, por las lecturas que pudiera hacer cualquiera, la de acercarse a un cine pesado, lento, reflexivo, etc... En pocas palabras: "de hueva", como diría alguna estudiante de Comunicación. El Séptimo Sello, a pesar de eso, se revela siempre como una película "sencilla", seguidora del formato temporal tradicional. Jamás rompe con la visión ultra teatral que Bergman tenía de la imagen; jamás traiciona la profusa red simbólica que este autor ha tejido al rededor de la situación huamana (tema TAAAN sencillo ¿no es cierto?); nunca deja de tener un serio aire místico, provocador de pensamientos entrecruzados... pero toda esta carga es presentada de manera paradójicamente sencilla. Digo paradójicamente porque la situación no tiene nada de sencillo: está situada en el medioevo, trata las cuestiones más trascendentales de la vida humana, tiene una puesta en escena más digna de Shakespeare que de Becket, etcétera pero el asunto de la paradoja va más hacia el juicio previo que todo villamelón del cine tiene hacia Bergman: esta película, antes de ser un catalizador de reflexión, sirve como rompehielos para entrar a la obra de un autor altamente significativo en el desarrollo del cine mundial: recientemente muerto, Bergman es uno de los cineastas que tocaron al alma humana por medio de su arte. Pocos son capaces.

Los defectos que contiene son, para mi gusto, meramente técnicos. No hay en el guión una sola hendidura debido sobre todo a que todo el tono de la obra es solemne desde un inicio. Los más cabrones recovecos filosóficos de la "realidad humana" son presentados de forma franca, directa y sin EXCESIVA seriedad. El personaje de Jof sirve mucho para eso. Escena crucial: el plano que encabeza este post se desenvuelve lento, realmente macabro, mientras la voz de Jof la describe en el mejor tono poético que se puedan imaginar. Al final, Mia le dice que deje de una vez sus visiones inútiles. Metáfora ideal del ofiocio de artista o pensador frente a la realidad inmune a lo abstracto. Tensión interminable entre Marx escribiendo en su escritorio y el proletario que muere dentro de la fábrica; entre Paz escribiendo sobre México desde la comodidad de Los Ángeles y el habitante promedio de los EE.UU.MM. Podríamos resumir la dicotomía sencillez/complejidad inhumana en un solo diálogo, al inicio de la película: "-¿quién eres? -La muerte".

Película recomendada para seguir en la onda: Fresas Salvajes .

Película que sigue: La Aventura (Italia, 1960).

La foto es un impactante plano de la cinta.

As: Us And Them - Pink Floyd.

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.