miércoles, 26 de mayo de 2010

Especies: darquetos del centro.

Aviso: este post es un refrito del ahora abandonado blog comunitario donde antes ponía cosas de repente.  Ya ni siquiera yo lo recordaba.  Supongo que aparte de mí mismo a la hora de escribirlo nadie más lo leyó.  Se supone que era parte de una serie malvada para confirmar lo prejuicioso, etiquetante y horrible que puedo llegar a ser y que pienso retomar de aquí.  Basta de justificaciones.  Es un autoplagio y ya

Esta especie debe su nombre al hecho de que su hábitat natural es el centro de León, Gto. Suelen juntarse en el quiosco con guitarras a cantar canciones de Héroes del Silencio. Visten como mariachis: están llenos de estoperoles, cadenas y botonaduras que parecen haber salido de La Lagunilla. A veces llevan en la espalda un caparazón lustroso con forma de féretro y una cruz roja en él. Se peinan de formas raras. Hay algunos que tienen un problema de acné tan serio que utilizan su look para sentirse rudos y compensar su falta de confianza en sí mismos. Cuando no están en el quiosco cantando canciones de Bunbury están en los billares de los alrededores... poniendo a Bunbury en la rocola. Nunca van solos. Se visten tan ridículamente que prefieren sentirse acompañados por otros de su misma especie para lucir su plumaje con toda naturalidad sin que las miradas extrañadas los afecten. Gozan cuando la gente los mira feo. Cada vez que usted mire a uno con cara de "¿De qué manicomio se escapó este mamón?" un metro más de terciopelo negro será cortado en Parisina y un piercing más será ejecutado en algún local del Quiosco Hippie.

As: The Sound Of Silence - Simon And Garfunkel.

Atte: Juan Ramón.

2 comentarios:

Kareve dijo...

jajajajaja chale... el insomnio me tiene leyendo tu blog y cagandome de risa jajajaja

El Compañero. dijo...

Me halaga n_n

Atte: Juan Ramón.