sábado, 24 de julio de 2010

A falta de cámara... (y con cámara a partir del update del 5/8/10)

"No se puede ser sabio y estar enamorado al mismo tiempo." Bob Dylan.

Estaba esperando a Kareve en el parque que está por la Avenida Panorama, sobre el Campestre.  Me senté en una banca.  Cuando bajé la mirada me di cuenta de que en el concreto del asiento estaba escrita con corrector una dedicatoria amorosa de sinceridad envidiable. Me autocompadecí por no tener una cámara, pero recordé que antes de todas esas cosas está la escritura para reproducir lo que uno ve.

Paso a transcribir de forma ABSOLUTAMENTE ÍNTEGRA, LITERAL (acentos, mayúsculas, separaciones, espacios y minúsculas incluidas), el cuerpo principal del texto.  Y digo principal porque lo que sigue estaba encerrado en un círculo y lo circundaban, por ejemplo, un corazón que dentro decía "TEO Y ROSI" y varios "FOREVER" con flechas:

"Para: mi niña bonita                                                       29/Junio/2010
DE: Teo.
TE QUIERO
MUchisisisisiMO
gracias x estar
con migo mi Rosita Fresita.
tú Heres la Estrella que
alumbras mi camino pues
la verdad tú le das Sentido
a mí vida, sin tus besos
no podria vivir.  le doy gracias
a dios y ala vida por haverte
puesto en mi camino, durante
Este tiempo que has estado con migo
me he dado cuenta que heres la 
persona  ala que le quiero entregar
mi amor, te prometo que te are
muy, muy, muy FELIZ

TE QUIERO
MUCHO
MI AMOR

A.T.T.
TEO.
 "

Lo primero que pensé es que los enamorados se habían escapado furtivamente del opresivo ambiente escolar en el que estaban para ir a la arboleda y demostrarse afecto en forma de sutiles caricias (o sea que se echaron la pinta para ir a fajar al parque).  Entonces a Teo se le ocurrió dejar constancia escrita de ese importante hecho.  Kareve me confirmó que ahí cerca está una secundaria.  Ella le calculó a Teo una edad de trece años.  Es la edad en la que uno se enamora tan puramente como para escribir algo así.  Luego uno crece y se da cuenta de que las cosas no funcionan de esa manera.  Pero pienso yo que enamorarse, aun siendo un viejillo, siempre es causa de gran alegría, incluso (o hasta especialmente) si no se es correspondido.  También pienso que escribir como un mandril con retraso mental severo (este güey, este otro y yo conocemos a alguien que se ajusta muy bien a esa descripción), por más sincero que uno quiera ser, no tiene perdón a los trece.  Mucho menos después.

As: Moonlight Mile - The Rolling Stones.

Atte: Juan Ramón.

Update (aunque no sé si sea necesario) :

Por si no me la creían.  Amable cortesía de Kareve.

7 comentarios:

Carlos Grogan dijo...

Estimado Juan Ramón:

Odio decirte eso, pero si la nota en la banca no hubiera tenido faltas de ortografía y su estilo no fuera tan primitivo, la hubiera podido haber escrito yo hace un año y medio. Es decir, a los 22 años de edad. La primer vez ke me enamoré de esa manera.

Un saludo.

El Compañero. dijo...

Por eso digo que es pura sinceridad. Luego a uno le crecen escrúpulos ja, ja, ja.

Atte: Juan Ramón.

Kareve dijo...

¿por qué "especialmente" si no se es correspondido? Me imagino que dentro de tus "rasgos revolucionarios" también está el romanticismo...

El Compañero. dijo...

Pues con el tiempo los valores o se transtornan o se invierte de plano. Supongo que, a fin de cuentas, sí es mejor ser correspondido, pero llega un punto en donde uno se da cuenta de que no es LA gran esencia de enamorarse. Más que "romántico" (que sí lo soy, en el sentido que usted dice), quizá soy hedonista. No sé. Son terrenos peligrosos.

Atte: Juan Ramón.

Diego Enríquez Macías dijo...

Oro molido.

Yo soy casi igual de cursi, pero con buena ortografía.

El Compañero. dijo...

Yo igual, hay testigos jo, jo, jo

As: Coplas del Payador Perseguido - Jorge Cafrune.

Atte: Juan Ramón.

labatterie dijo...

Nada de esas mamadas motivacionales para señora menopáusica .