sábado, 17 de julio de 2010

Sobre la tonta del IMUG y la parte que odio de León.

“Algunas personas nunca enloquecen. Tendrán unas vidas realmente horribles”  Charles Bukowski.

Trascendió ya a nivel nacional esta noticia:  La titular del Instituto de la Mujer Guanajuatense (IMUG) utilizó como ejemplo de la "pérdida de valores" a las mujeres que deciden tatuarse o hacerse piercings.  Trascendió a nivel nacional, supongo yo, por el nivel evidente de indignación que puede levantar una burrada de ese tamaño en las verdaderas buenas conciencias.

Lo que tiene de personal el asunto es la pena ajena.  Me avergüenza mucho que se conozca que en Guanajuato la clase política es desagradablemente parecida a los leoneses.

(Creo que hay dos elementos que definen básicamente al leonés promedio:

-Una especie de pretenciosidad wanna be insoportable que tiene su ominoso monumento religioso en la calle  Madero.
¿A qué clase de gente se le ocurre hacer un templo gótico que se llame "templo expiatorio" en pleno siglo XX,crear la leyenda urbana de que cuando terminen de construirlo se va a "acabar el mundo" y después derrumbar las fincas históricas aledañas para construir una plaza que tiene menos interés que el vello púbico de Carlos Trejo?  A los leoneses.

-Una doble moral recalcitrante que tiene su expresión mayor en la hipocresía que procuran practicar con todo mundo.  Vil falta de honestidad vital.

Así, por ejemplo, he leído comentarios de lectores en el periódico que leo diciendo que los padres de familia "deberían prohibirles a sus hijos hacerse tatuajes".  O a una dirigente de alguna organización de ésas que tienen la palabra "familia" en el nombre decir que ella está completamente de acuerdo en las afirmaciones de la burra del IMUG y que recomienda que los empleadores no le den trabajo a la gente que está tatuada o perforada.  Así son los leoneses...  Más datos, cortesía de Kareve:

-León es la ciudad con el mayor índice de alcoholismo en el país.

-León es la ciudad con más hoteles de paso en el país [yo vivo cerca de uno ja, ja, ja]. )

***

No son los tatuajes lo que molesta a esta clase de gente; igual pudo haber sido cualquier cosa.  Pudieron haber dicho que la gente que acostumbra comer huevos con café en las mañanas representan la falta de valores en la sociedad o que la baja clase de personas que acostumbran lavarse los dientes sólo una vez al día están provocando la putrefacción del tejido social.  O las mujeres que abortan, o los homosexuales.  Que alguien se pinte una mujer con sombrero charro tapándose las tetas con un zarape en la espalda y una virgencita de Guadalupe en el huevo derecho no es lo que les molesta.  Lo que les molesta es que haya personas que no sean como ellos. Gobiernan el estado y el país como si fuera su feudo personal.  Le pusieron "Juan Pablo Segundo" al distribuidor vial que construyeron entrando a la ciudad y le pintaron los barrotes de azul, como hicieron con las placas del estado y ahora quieren hacer con los letreros que denominan las calles.  Utilizan cada foro a su alcance para mostrar que ellos y sus creencias en el terreno de lo religioso, moral, político y económico son superiores y que el que no esté de acuerdo le corten la cabeza. Les molesta que haya gente con el atrevimiento de ser distinta a lo que ellos consideran sano.  Son tan ególatras que creen que tienen la superioridad suficiente para pontificar acerca de lo que está bien y lo que está mal.  Su escala de valores en ese tenor incluye a Dios, el matrimonio y la clase de trabajos que destruyen el espíritu.  Y no está "mal": cada quién puede y debe construirse sus prioridades como mejor le venga en gana.  Yo, por ejemplo, considero que las cosas que más me importan en el mundo son el conocimiento, la verdad, la libertad y la belleza.  Lo que está mal es que, fuera de las cosas por las que dicen estar trabajando, tienen en primer lugar en su escala de prioridades  un chocante "hacer que todo mundo piense como yo y si no lo hace hay que quemarlo vivo en medio del atrio de Catedral". 

Ya hay una palabra para eso: fascismo.  Y está mal.

Tengo muy claro que ellos son "los otros" y que son el enemigo.

Los dejo con la letra de una canción sobre la esperanza que debemos procurar mantener: When The Ship Comes In de Bob Dylan:

Oh the time will come up
When the winds will stop
And the breeze will cease to be breathin'
Like the stillness in the wind
'Fore the hurricane begins
The hours when the ship comes ind.

And the seas will split
And the ship will hit
And the sands on the shoreline will be shaking
Then the tide will sound
And the wind will pound
And the morning will be breaking.

Oh the fishes will laugh
As they swim out of the path
And the seagulls they'll be smiling
And the rocks on the sand
Will proudly stand
The hour that the ship comes in.

And the words that are used
For to get the ship confused
Will not be understood as they're spoken
For the chains of the sea
Will have busted in the night
And will be buried at the bottom of the ocean.

A song will lift
As the mainsail shifts
And the boat drifts on to the shoreline
And the sun will respect
Every face on the deck
The hour that the ship comes in.

Then the sands will roll
Out a carpet of gold
For your weary toes to be a-touchin'
And the ship's wise men
Will remind you once again
That the whole wide world is watchin'.

Oh the foes will rise
With the sleep in their eyes
And they'll jerk from their beds and think they're dreamin'
But they'll pinch themselves and squeal
And know that it's for real
The hour that the ship comes in.

Then they'll raise their hands
Sayin' we'll meet all your demands
But we'll shout from the bow your days are numbered
And like Pharaoh's tribe
They'll be drownded in the tide
And like Goliath, they'll be conquered.

Atte: Juan Ramón.

5 comentarios:

Franco Mercado dijo...

Completamente de acuerdo con usted compañero; no se como este tipo de personas pueden tolerar a un sacerdote viola-escuincles(asco vilmente) y no poder estar cerca de alguien que se ha hecho un tatuaje. Francamente horrible.

Kareve dijo...

"¿qué sería del mundo ético y estético si afirmando la subjetividad del gusto, cada uno se atuviera a la propia manera de ver las cosas?, y ¿cómo podría evitarse el caos si no hay pautas de valoración, ni normas de conducta?"

jajajaja de entrada... que risa. Ni siquiera sabe lo que dice. Aparte ahi esta... evitar el "caos" Si esta mujer cree que el "caos" son los tatuajes y los piercings en los genitales... pues esta jodida y si cree que se puede evitar el caos con normas de conducta y valores, entonces esta superrequeterecontra jodida jajaja. Ojalá se la viole un cholo de chapalita

Carlos Grogan dijo...

Y yo me kejaba de mi pueblo...

Kareve dijo...

Juan Ramón nos esta haciendo quedar mal ante pobladores de otras partes de la república... yo digo que hay que lincharlo. (se escuchan los gritos de una muchedumbre incontrolada y enfurecida de panistas yunquistas lidereada por Martín Rábago con antorcha en mano)

labatterie dijo...

Aparte ahi esta evitar el "caos" Si esta mujer cree que el "caos" son los tatuajes y los piercings en los genitales...