lunes, 3 de octubre de 2011

Fugaz.

Estaba viendo los bailes del Festival de Danza Folklórica junto con Kareve, enfrente de la casa de la cultura.  Prendí un cigarro y casi inmediatamente llegó un cholo con el pelo al ras y diseños de estrellas rapados en él.  Como no podía o no quería hablar, me hizo señas para que le regalara un cigarro.  Me dio flojera prender otro y le di el que apenas había comenzado.  De una planilla de calcomanías sacó dos.  A ella le pegó la que decía "ERES MI FANTACIA" (sic) y a mí la de "Contigo hasta el Fin" (sic).  Luego se fue.

4 comentarios:

Jenny Susy dijo...

me dan miedo los cholos...¬¬

Paulo dijo...

Suerte que no tenían burundanga o esas drogas cutáneas que dicen que existen. Los cholos casi siempre o son surrealistas o como dijeran por ahí "andan bien locotes, e he he"

Anónimo dijo...

Qué chido... xD... voy a incorporar esa práctica a mi quéhacer diario. u.u

(Latortuga)

El Compañero. dijo...

Vuélvete a rapar y ya la hiciste.

Atte: Juan Ramón.