martes, 31 de diciembre de 2013

Último día del 2013.

Cada momento que pasa es inédito —nos dice la evidencia.  A pesar de que a veces nos engañemos creyendo que la mayor parte de los días se parecen, nunca hay un instante igual al anterior.  Todo cambia todo el tiempo.  Pero aun así hay cosas más nuevas que otras, primeras veces más memorables que las primeras veces que estamos experimentando toda la vida.  Para mí este año hubo bodas, viajes, desengaños, azares y esperanzas que sería tan imposible tratar de desmenuzar como de sintetizar.

Resumir es una tarea de necios.  Todo está lleno de sutilezas, de acotaciones, de riquezas.  En la dicha hay dolor y viceversa, siempre.  En medio del tono de extrema jodidez que tuvo la mayor parte del año, hubo días llenos de emoción (como el 10 de agosto).  Días que me recordaron el otro lado de la vida, el que puede brindarnos lo mejor y más atesorable.

Nunca voy a volver a olvidar el cumpleaños de Bob Dylan.

Que el siguiente año refute mi pesimismo y las cosas se pongan cada vez mejor.

¿Qué demonios tienen todos contra U2? ¿Qué demonios tienen todos contra las películas del Hobbit? Se agradecen las explicaciones.

Atte: Juan Ramón.

PD: este año se recordará como el último que tuvo Breaking Bad al aire.  En mi corazón (lo he dicho en ocasiones) esa serie ya es como los Beatles, Star Wars o Tolkien.  Nuestras tragedias o victorias personales palidecen al lado de tanta grandeza.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz último día Juan!
Que el venidero tenga muchas bendiciones para ti y tu familia, y que siempre te acompañe la luz en tu camino, un abrazo fuerte compañero!
k.Marcel

El Compañero. dijo...

Gracias, muchacha. Lo mismo le deseo y le mando un abrazo de vuelta.

Atte: Juan Ramón.

Anónimo dijo...

Hoy soñé contigo, que aún no salías de la uni jaja por eso vine a visitarte
Por cierto mi abuelita ahora que fui a México me regaló un disco de Guillermo, me platicaba muchas cosas de cuando tu mamá estaba joven que tenía el cuerpo de mi hermana menor cuando vivía en Cañada de Moreno, un saludo ahora que te encuentro en cada palabra de tu padre.
Un abrazo Juan

Marcel

El Compañero. dijo...

Gracias de nuevo. Aunque dudo que su abuelita haya conocido a mi mamá ja, ja, ja. Un abrazo de vuelta.

Atte: Juan Ramón.

Erik Tello dijo...

Compañero, se le extraña. Dejando de lado lo sentimental. Le agradezco a mi mente que tengo bien grabado "Swin de Anécdotas" y pude regresar hoy a su blog, resumir, recordar ubicar momentos siempre lo hacemos, nos preguntamos por qué unos perduran y otros no. Cosas que nos llegan tan adentro, como las series, la música y los libros nos marcan, de eso no hay duda.
Como que me prometiste revisar la de Boardwalk Empire, "¿Sino?"

El Compañero. dijo...

Gracias por darse una vuelta y comentar, compañero.

Pásese el link de Boardwalk Empire, saque la piedra... y va...

Atte: Juan Ramón.

Anónimo dijo...

http://www.seriales.us/serie/boardwalk-empire-primera-temporada.html Ahí ta´.